Opiniones

 

  • Yolanda - Muchas gracias Fhilipa!!!!

     

    Hola!

    Compré un cupón de estos de descuento para un masaje para ver si conseguía relajarme un poco. Cuando me preguntaron que me pasaba, comenté que tenía ansiedad y Fhilipa me aconsejó que más adelante me hiciera un masaje bioenergético. Me informé en la página web del centro y pensé que no perdía nada probando, a los tres días ya tenía hora.

    El primer día entré con una especie de bola imaginaria en la garganta que llevaba más de un mes incluso dificultándome la respiración, me estiré en la camilla sin saber qué iba a pasar y estuvimos hablando un rato, le expliqué por encima lo que me angustiaba y me dijo que me relajara. Entonces empezó un suave masaje en la cara con un aceite que huele muy bien, después dejó de tocarme. Yo al principio aún pensaba todo lo racionalmente que puedo pensar, que es mucho; me preguntaba qué estaría haciendo ella y qué hacía yo allí, pero prefería mantener los ojos cerrados... de pronto empecé a "visualizar/sentir/vivir?" una especie de escenas en las que salían las personas que más me importan, de una manera tan real, que no pude evitar incluso alguna lágrima, también sensaciones físicas como tensión, relajación absoluta, frío, calor, etc. Fue impresionante. Cuando al final abrí los ojos se lo expliqué todo y ella me dio unos cuantos buenísimos consejos.

    Lo más sorprendente es cómo me encontraba al día siguiente, estaba muy positiva, y ese cambio de actitud se notó muchísimo en mis relaciones con los demás, en casa y en el trabajo... "buen rollo" con todo el mundo!.Incluso cuando las cosas no van bien, siento que soy capaz de tomarlas de otra forma.

    Estoy muchísimo mejor, la bola imaginaria de mi garganta ha desaparecido por completo, pero me encanta volver porque cada vez es una experiencia diferente y cada vez más sorprendente para mi cerebro racional.

    Muchas gracias Fhilipa!!!!

     

    Yolanda

  • Soledad

     

    A veces nos pasan cosas en nuestra vida complicadas y no sabemos muy bien como explicarlas: o porque nos pasan!  

    Yo conocí a Filipa en un momento bastante crítico de mi vida, había mucha negatividad dentro de mi . Yo viajo bastante a Barcelona , Allí vive una personita que siempre a estado a mi lado que es mi prima pero es como una hermana o quizas más que eso,  

    Ese fin de semana tenía pensado viajar a Barcelona, Pero el martes ocurrió algo inesperado en mi trabajo y me dio un ataque de ansiedad. Y decidí  no  ir para no amargarle el findesemana .Pero se lo comente a  otra muy buena amiga y me animo, ya que cuando mi prima y yo estamos juntas recargamos  las pilas. Mi prima sabiendo cual era mi situación me pidió cita con Fhilipa  ya que ella había estado una  semana antes allí .,.Durante el masaje mi mente no paraba de pensar ,demasiados ruidos, y ala vez estaba tranquila. Fue todo muy raro! mi sorpresa fue cuando termino el masaje me incorpore de la camilla un tanto rara y Fhilipa entro en la habitación, y empezó  a preguntarme cosas mías que yo solo sabia. Me quede con la boca abierta sin saber que decir Porque como alguien puede saber esas cosa que a veces ni tu misma te as parado a pensar. Me pregunto cuando podría volver?  Y yo le dije que regresaba el lunes a Alicante. Pero lo pensé  mejor y decidí quedarme un día más.   Me aconsejo que me hiciera un masaje espiritual y lo hice . 

    Cuando estaba en la camilla me lleno el cuerpo de piedras y me puso una en cada mano. En el momento que ella me toco la cabeza deje de pensar, mis manos poco a poco empezaron a deslizarse a los lados y poco a poco fui soltando las piedras, fue una sensación muy extraña yo intentaba sujetarlas pero era imposible lentamente mis manos se abrían hasta subirse a la cabeza , en el cuerpo notaba un millón d corrientes que subían y bajaban en continuo movimiento a excepción del lado izquierdo .era como si tuviera una losa que me dolía. en un momento toda la energía  se concentro en mi pecho derecho era como un agujero se iba abriendo y surgía un remolino   que se hacia mas más grande la sensación que yo notaba era como si se abriera un agujero dentro de mi pecho y se hiciera más y mas  grande hasta convertirse en  un remolino que salía de mi pecho fue una sensación increíble,,Este remolino fue haciéndose cada vez mas grande  hasta apoderarse del lado izquierdo y entonces las energías recorrían todo mi cuerpo fue algo inexplicable. Algunas de las piedras cayeron    Y por ultimo parece extraño pero oí una canción de indígenas que se metía por mi cabeza y atravesaba todo mi cuerpo de la cabeza a los pies. Fue una pasada . Desde entonces mi vida esta cambiando diferente,

    Yo solo se que mi vida a cambiado estoy feliz y lo que es más importante ahora soy consciente de todo lo que me rodea  .He dejado de pensar y  disfruto cada momento. ahora se  que estoy mas viva que nunca y que lo que tengo, tengo que aprovecharlo cada segundo que paso con mi familia y con la gente que quiero. Me siguen ocurriendo cosas nuevas .Necesito volver a visitarla Muchísimas gracias por ayudarme incondicional mente y hacer que cada día sea diferente y sobretodo a despertarme y ver la luz. Yo se que tengo mucho que aprender ,pero lo bueno es que por fin e encontrado mi camino y me estoy encontrando a mi misma. Y lo que es más importantes es que mi guía siempre estará ahí! 

    Después del masaje bioenergético  e experimentado muchísimos cambios en mi vida . 

    No sabría como  explicarlo  muy bien ya que me estoy descubriendo día a día y lo más importante es que e despertado y estoy encantada.. 

    Si todos fuésemos conscientes de que se puede ser feliz escuchando a nuestro corazón, seria todo más sencillo

     

  • Ramon

     

    Apreciada Fhilipa. 

    Hasta hace un año ignoraba  que un buen fisioterapeuta  como tú ,

    tenia  tanta sensibilidad en sus manos que  le permitia reseguir  con

     suave tacto aquellas partes del cuerpo aquejadas de dolor muscular

    hasta encontrar certeramente cual es el músculo y  en que punto  se

    produce el  dolor. 

    Co   paciencia,  suavidad   en el masaje y procurando  en todo momento

     mi  relajación , has conseguido reparar una  molesta dolencia

    muscular que  hubiese podido quedar como crónica de no haber decidido

    ponerme  bajo el  cuidado  de tu saber y de tus manos. 

    Las sesiones  de tratamiento no solo  han  contribuido a reparar mi

    deteriorada musculatura   sino que también  conocer una persona

    sencilla, llena de optimismo, de conversación  amable y cariñosa que

    me ha ayudado a disminuir mucho el estrés que por las circunstancias

    del trabajo se nos  acumula a diario. 

    No dejes de ser tu misma    y sigue transmitiendo a tus pacientes  el

    optimismo  que mantienes a pesar de las dificultaes  a las que nos

    enfrentamos estos últimos años

     

  • Laura - Conocí a Fhilipa a través de una gran amiga.

     

    En nuestro primer encuentro yo me sentía con muy poca energía y bastante triste. Había perdido mi trabajo y mi mejor amigo no be daba el apoyo que yo necesitaba.
    Lo que recuerdo de mi primera sesión es sobre todo, paz interior y mucha tranquilidad a la vez que una gran ligereza física. Era una sensación extraña, pero a la vez reconfortante. Cuando acabo y salí del centro una gran tristeza se apodero de mi…
    De las siguientes sesiones lo que recuerdo es que a medida que iban pasando yo iba recobrando mi energía positiva y mi gran fuerza de voluntad que siempre había tenido para afrontar los problemas con optimismo.
    Al cabo de poco tiempo, volví a recuperar la sonrisa… ¡Había encontrado trabajo! Ahora lo que hace falta es poder recuperar a mi gran amigo el cual hecho mucho de menos…. MUCHAS GRACIAS

     

  • Eri - En mi búsqueda por encontrarme a mi misma,...

     

    En mi búsqueda por encontrarme a mi misma, mi equilibrio y mi camino, me tope con Fhilipa. Llevo varios años trabajando muchos aspectos personales de mi vida, llegado a un momento critico de cambios drásticos. Desequilibrada físicamente después de perder mucho peso durante un año, mi cuerpo estaba descompensado.
    Empecé a ir a Fhilipa y después de un mes, siento mi cuerpo lleno de energía y volviendo a su ciclo normal de funcionamiento. Siento como mi cuerpo y mi mente se van sincronizando y como vuelve mi bienestar y mi equilibrio.
    Recuerdo el mi primera visita que pocos minutos después del masaje me describió perfectamente mi estado emocional y físico y todo lo que yo sentía y estaba viviendo. Después de esa primera sesión salí con un estado de paz y tranquilidad que hacia tiempo que no tenía. Al mismo tiempo que se han ido equilibrando mis chakras, mi energía y que a través de la escritura, visualización y trabajo he recobrado mi voz interior, la ilusión y el brillo en mis ojos.
    Cada sesión es única y diferente y a través de Fhilipa he aprendido a escucharme y expresarme para poder ver con claridad, serenidad y paz, mi camino.
    El cambio lo vivo y lo noto yo pero también lo vive la gente a mí alrededor. Ahora voy con una gran sonrisa y mucha felicidad y serenidad en mi día a día.
    Gracias!

     

  • Joaquim - Fhilipa y Yo

     

    Como conocí a Fhilipa fue a través de una amiga. Ella no pasaba un buen momento e incluso con su amigo incondicional de siempre o sea yo. Estábamos en un momento que nuestras vidas se están convirtiendo en una paralela infinita. Fue un 31/12 del 2009, un día especial de fiesta cuando mi amiga al despedir el año me contó su experiencia y yo tome la decisión de conocer a Fhilipa. Así lo hice después de la fiesta solicite hora en su gabinete, allí estuve.
    Cuando recuerdo mí llegada al gabinete y ponerle cara a Fhilipa no dejo de pensar en ese ceño fruncido y esa cara de pocos amigos pensando….a mí no, yo no permito que nadie entre en mi interior, pero al salir no puedo dejar de pensar en esa felicidad y alegría que invadía todo mi ser.
    Explicar que siento cada vez que recibo un masaje bioenergético no es fácil, me imagino que cada persona siente algo distinto. Me atrevo a decir por las diferentes experiencias que he tenido la oportunidad y la suerte de poder compartir con otros usuarios que lo que sientes depende de las necesidades de cada uno, sus preocupaciones, miedos, represiones, anhelos, objetivos etc…
    Qué siento yo personalmente? En primer lugar necesito buscar esa sonrisa y hasta que no llega no empiezo a sentir nada más; a veces llega rápido y otras cuesta un poco pero amigos, cuando llega es mi mejor momento. Mi cara es otra, me siento joven quizás niño y eso produce bienestar a mi celebro (parece que todos mis miedos desaparezcan durante una hora). Después empieza a trabajar el resto de mi cuerpo un buen masaje en la cabeza bajando a los hombres y espalda para detenerse en profundidad con mi pelvis finalizando en las piernas y terminar en los pies. Esto una y otra vez hasta que de repente pienso ya falta poco para terminar y de repente mi sonrisa desaparece y dejo de sentir. Pero hay algo que no puedo explicar con palabras que otra vez me hace buscar mi sonrisa y todo vuelve a empezar. Cuando hablo de masaje no penséis que es un masaje manual, a mí nadie me toca. Fhilipa está junto a mí y alrededor mío pero no me toca. Al principio haciendo gala de mi incredulidad abrí los ojos, para asegurarme que no había ningún elemento externo, tocando mi cuerpo pero ahora ya no es necesario, estoy seguro que este masaje es totalmente sensorial.
    Al final de la sesión me siento como si hubiera estado una hora tumbado en un campo de fresca hierba con el oxigeno puro sin pensar en nada y protegido sin que nadie pueda hacerme daño, sin que mis preocupaciones, miedos, anhelos sean importantes y me siento muy pero muy feliz. Os puedo asegurar que esa sensación sin ser tan intensa dura unos días y las cosas que me preocupaban demasiado pierden importancia. Eso me permite ser más tolerante con los demás y no llevar tanto peso en mi espalda.
    Tan solo me queda decir gracias, Fhilipa por compartir tu sabiduría conmigo por ayudarme a ser mejor persona y un poco más feliz.

     

  • Jordi - Mi experiencia bioenergética

     

    La primera vez que hoy hablar de Fhilipa fue por una buena amiga presuntamente escéptica a cualquier señal sensorial que no tenga una explicación racional. Su manera de transmitir lo que sentía durante estos masajes bioenergéticos fue lo que hizo decidirme a probar esta experiencia, pues yo estaba pasando por un momento laboral crítico en el cual me sentía muy presionado. 

    El primer encuentro con Fhilipa ya fue algo especial para mí. Una persona de la que percibes su bondad sólo con verla y con una transparencia en la mirada tan grande que te da total confianza para ponerte en sus manos. 

    El primer masaje fue el más impactante pues era algo nuevo para mí al igual que las sensaciones que tuve, también nuevas para mí. Sentí frió, calor, ahogo, libertad, ligereza, felicidad…

    Pasé por diferentes episodios de mi vida. Viví momentos de mi niñez que tenía olvidados, momentos presentes. Sentí ganas de llorar…

    Cuando desperté de la fase en la que entras durante el masaje (es una fase entre vigilia y sueño) Fhilipa me preguntó qué había sentido. Se lo expliqué con detalle y entonces ella me dijo que todo esto estaba relacionado con el desequilibrio en el que se encontraban mis chacras.

    Cuando salí del centro me sentía muy feliz, como si me hubiera quitado un gran peso que cargaba mi espalda y oprimía mi pecho.

    Todas las siguientes sesiones que he tenido con Fhilipa han sido para mejorar mi estado, sobretodo anímico. En todas ellas he tenido sensaciones y percepciones que en algunos momentos pueden parecer que escapan de la lógica y de lo racional, pero yo considero que nuestra psique y nuestra energía van mucho más allá de lo que a veces estamos dispuestos a experimentar. Fhilipa sabe utilizar esta energía para ayudarnos a que nosotros mismos la canalicemos y la utilicemos ante la vida para sentirnos mejor.

    Sinceramente no puedo explicar, ni sé qué técnica utiliza Fhilipa. Lo único que puedo decir es que desde que me confié a sus manos mi vida ha cambiado, me siento más feliz, afronto los problemas con calma lo cual me permite pensar mejor, y disfruto más de los buenos momentos.

    No tengo más que agradecer con todo mi cariño a Fhilipa lo que ha hecho por mí.

    Gracias

     

  • Montse - Mirando Internet, porque quería enterarme de meditaciones para descansar ...

     

    Mirando Internet, porque quería enterarme de meditaciones para descansar mi mente y encontrar mi camino en la vida, pues pensé que mi vida se desmoronaba, encontré a Fhilipa y empezamos las sesiones. Me han ido muy bien porque me han relajado mucho, estoy esperanzada en mi vida y de que todo va a estar bien. Ella me da muchos consejos y me siento más feliz de haberla encontrado y por eso le doy las gracias.
    Me ha hecho sentir la vida otra vez, que estoy viva y sigo para adelante, con mucha alegría de vivir.
    Muchas Gracias!

     

  • Mylenne - De hecho vine a Fhilipa de casualidad

     

    Le regale un bono –regalo a mi padre en Navidad para que se quitara el estrés y relajara con un buen masaje. El hecho es que hace poco me lo devolvió diciéndome que fuera yo. No quería que se le caducara y veía como imposible e el poder ir.
    En un principio me entristecí. Porque era un regalo que pensaba que le haría ilusión y asistiría a mi masaje en cuanto antes! Pero no pudo ser.
    La vida nos da lo que necesitamos a cada momento, pensé, así que quizás lo necesito mas yo que el, ja,ja,ja….
    Llame y ahora puedo decir que después del poder de las piedras energéticas y evidentemente el trabajo personal y mental que hecho en las sesiones me siento completamente relajada y bien.
    Espero que les sirva de la misma manera que me ha servido a mí.
    Gracias!

  • Blanca - He conocido a Fhilipa gracias a un regalo que me hizo una amiga.

     

    Ahora me encuentro en un momento de mi vida en el cual quiero premiarme dedicándome mas tiempo a escuchar mi cuerpo y estar en sintonía con el.
    En el masaje de chakras que me he hecho he estado muy en paz y me ha transmitido mucha energía positiva. Sintiendo en pocos minutos mucha seguridad en mi misma y tranquilidad. He notado como la energía se movía en mi estomago y barriga y como me subía por la pierna. También he notado mi zona lumbar como se cargaba de energía (es una zona que tengo problemas y dolores).
    Quiero agradecer este trabajo que has hecho conmigo. Y decirte que me has trasmitido mucha paz, mucha serenidad, calma, desprendes mucho amor y a mi me ha llegado.
    Un beso y continuare trabajando junto a ti.

     

  • Vanesa - Hola! Yo conocí a Fhilipa a través de mi cuñada.

     

    Me comento de probar y pensé que no perdía nada. Padezco de migrañas desde muy pequeña y la verdad es que he probado muchos tratamientos sin ninguna mejoría.
    Fhilipa con sus sesiones va enseñándome poco a poco a ver las cosas de distinta manera y la verdad es que tengo mucha fe en pensar que mi dolor puede desaparecer o al menos disminuir y así podré llevar una vida un poco mas agradable junto con la gente que en mi vida me rodea.
    Yo quiero agradecerle a Fhilipa el gran trabajo que hace conmigo.
    Eres una persona que transmites una paz plena y una gran positividad. Haces que las personas que están junto a ti se sientan bien.
    Muchas Gracias!

     

  • Nuria - A mi siempre me han encantado los masajes, ...

     

    A mi siempre me han encantado los masajes, me entrego y me relajo totalmente, mi amiga Julia ame aconsejo que probará las sesiones de Fhilipa para regular las energías.
    Soy una persona que si no lo veo, no lo creo, y pensaba, si no te toca, como te puede relajar? Entonces para verlo, lo probé…
    Es increíble que tumbada en una camilla, con los ojos cerrados, sientas que flotas, que no tacas la camilla y como un imán en el tórax, notas una fuerza. Ha habido sesiones que hasta me he mareado.
    En nuestro cuerpo tenemos diferentes puntos (chakras) que median las energías que entran y salen. Es curioso, que cada sesión sales muy relajada, positiva y de verdad llena de energía (es como si fueras a cargar las baterías de tu cuerpo) y la gente de tu alrededor te lo nota, en la alegría, en la mirada y en la seguridad.
    Fhilipa te aconseja lo que tienes que hacer para que no se te “escape” la energía y para que no te carguen de energía negativa. Estoy muy contenta de haberlo probado y de tenerla cerca de mí.

     

  • Edgar - Yo conocí a Fhilipa gracias a un regalo que me hizo mi novia.

     

    Me regalo el masaje bioenergético y debo decir que me sorprendió mas de lo que me hubiera imaginado. Realmente me vino muy bien, me sentí a gusto conmigo mismo. Invito a la gente a probarlo.
    Gracias!

     

  • Berta - Hoy 22 de Mayo del 2010 Fhilipa me ha hecho una sesión de relajación “FABULOSA”, ...

     

    Hoy 22 de Mayo del 2010 Fhilipa me ha hecho una sesión de relajación “FABULOSA”, ha sido un regalo de mis hijos, de Tony y de Mariona por mis 55 años, no me lo esperaba, pero ha sido maravilloso.
    Yo como persona creo mucho en el poder de las piedras pero ahora con el masaje relajante de Fhilipa todavía más.
    Espero que nos volvamos a ver
    Un beso muy grande

     

  • David

     

    Debido a mi trabajo y supongo que a mi constitución, soy propenso a tener contracturas. Llevo muchos años probando masajistas, fisios, etc., y Fhilipa es la única persona capaz de quitármelas, con una manera de trabajar con mucho sentido común, sin machacarte ni hacerte daño. Poco a poco, semana tras semana los resultados son muy altos en poco tiempo. Es una persona muy honesta, le encanta compartir lo anómalo que encuentra en tu cuerpo, cómo recuperar y te aconseja una serie de directrices para que no reproduzca. 

    Mi primer encuentro con Fhilipa fue en un masaje bioenergético. Fui convencido por mi mujer, en aquellos días tenía un trabajo demasiado exigente casi angustioso, y eso repercutía poco a poco y sin enterarme en mi vida familiar. Una vez en la camilla notaba muchas sensaciones agradables y extrañas. Tenía ganas de reirme (no lo hacía porque me parecía una falta de respeto), me picaba la nariz, creía que me caía de la camilla aunque estaba inmóvil y Fhilipa ni me tocaba sólo susurraba. Sólo sé que dejé en esa camilla una gran carga de la mochila de angustia y sufrimiento gracias a Fhilipa. Ella da mucho más de lo que recibe, gracias Fhilipa

     

  • Alexandra

     

    Querida Fhilipa,

    Soy Alexandra....No sé si me recuerdas pero me distes 2 sesiones de masaje bioenergetico que me ayudaron mucho. 

    A mediados de Agosto me fui de vacaciones a Indonesia y desde inicios de Septiembre estoy en Bali. Me he instalado en un pueblo en el centro de la isla, muy bonito y muy tradicional donde la gente practica a diario las ofrendas a los Dioses. 

    Ubud, el pueblo en el que vivo, significa curación y desde hace muchos años mucha gente viene aqui a recuperar la salud.

    Hay una energia increible en este pueblo y la verdad es que me encuentro muy bien. Me he acordado mucho de ti y de tus consejos y por eso decidi no viajar mas y quedarme en Ubud, pq la gente, la naturaleza, el sol y todo el tema religioso me ha devuelto la fuerza que habia perdido. 

    Llevo 2 meses practicando yoga y me siento muy bien, me ha devuelto la flexibilidad que mi cuerpo necesitaba. Me doy muchos paseos por los campos de arroz ya que me relaja mucho y me siento mejor que nunca.

    Ando tambien mucho tiempo descalza y el contacto con la tierra ha hecho que por primera vez pueda sentir la energía entre mis manos....Todo es mágico !! 

    Asi, que me gustaría darte las gracias una vez mas por haberme ayudado y por tus sabios consejos... 

    Regreso a mediados de noviembre a Barcelona y por supuesto te haré una visita para contarte mis aventuras..